ALUDES

Antes de salir a la montaña: Infórmese sobre el estado del tiempo y el riesgo de aludes previsto para la zona que vaya a visitar. Si es de 4-5 (en escala del 1 al 5), debería suspender la excursión. En caso de peligro generalizado de aludes no salga de los lugares seguros (refugios, cabañas, vivac...) salvo por extrema necesidad. En caso de nevadas intensas (mas de 50 cm. en 24 horas) evite hacer travesías o salir de las pistas señalizadas. Estudie previamente su ruta evitando las zonas más expuestas e indique el itinerario que vaya a seguir a los guardas de los refugios o a otras personas. En una zona de riesgo de aludes: Si ha de salir, lleve el equipo adecuado. Colóquese un pañuelo tapando la boca o el pasamontañas para que en caso de alud la nieve no entre en ella asfixiándole y conecte el aparato electrónico de búsqueda de víctimas de aludes. Evite el peligro de laderas, pendientes y vaguadas subiendo por crestas, lomas o contrafuertes o por zonas protegidas por bosques y rocas. Si ha de atravesar una ladera, hágalo por la parte más alta que pueda. Si es preciso, suéltese los esquíes y suba andando frontalmente. Libere las correas de seguridad de los esquíes y de los bastones, lleve la mochila de un solo tirante y no se cuelgue ningún objeto en bandolera. Circulen de uno en uno guardando una distancia prudencial, sin efectuar movimientos bruscos y vigilando las evoluciones del que está cruzando (en caso necesario, encordarse) hasta reagruparse una vez pasada la zona de peligro. Emprenda los descensos por aquellas laderas que permitan escapar más rápidamente. Si han de atravesar una zona expuesta, póngase de acuerdo previamente en la forma de actuar y el itinerario de huida en caso de alud.
Visto 1150 veces