INCENDIO DE UN EDIFICIO

Cómo prevención: Mantenga las cerillas y encendedores fuera del alcance de los niños. No guarde productos fácilmente inflamables (alcohol, papeles, telas) cerca de alguna fuente de calor. Compruebe el buen estado de sus extintores. Infórmese de las instrucciones establecidas en el edificio donde vive o en su lugar de trabajo para casos de incendio. No fume cuando realice alguna actividad con riesgo de incendio o cuando manipule productos inflamables. En caso de incendio: Avise a los bomberos. En lugares públicos, hoteles o centros de trabajo dé la voz de alarma y respete las instrucciones establecidas. Proceda a la evacuación siguiendo las vías y salidas de emergencia indicadas. Camine deprisa pero sin correr. Protéjase del humo caminando a gatas, al lado de las paredes y tapando, nariz y boca con un trapo húmedo. No utilice el ascensor. Evite las corrientes de aire. Cierre la puerta de la habitación donde se produjo el fuego. Corte la corriente eléctrica si el fuego afecta a una instalación eléctrica. Si tiene a mano un extintor, ataque la base de las llamas después de haber alejado los objetos que puedan propagar el fuego. Si es un producto líquido lo que arde, sofóquelo con trapos mojados. Si el fuego esta dentro de un recipiente, tápelo. Si se le prende la ropa a una persona hágale rodar por el suelo. Si dispone de agua, mójele. Si hay fuego o humo detrás de la puerta de una habitación, manténgala cerrada, rocíela a menudo y tape las posibles entradas de humo con trapos mojados. Hágase ver por la ventana. Sartenes y freidoras: Nunca mueva una sartén que esté en llamas ya que puede quemarse y volcar todo el aceite. Tampoco intente apagar el aceite hirviendo echándole agua porque puede producirse una explosión de humo que reavivaría el fuego y en una freidora puede ser mortal; el agua es conductora de la electricidad. Tape la sartén con una tapa más grande que la propia sartén y déjela así hasta que se apague. Electrodomésticos: Quite la corriente desconectando el interruptor general de la luz de su casa y después, desenchufe el aparato. Utilice una manta para cubrir las llamas. Aléjese de una televisión en llamas ya que la pantalla puede explosionar hacia dentro. No utilice nunca agua.
Visto 1308 veces